Pu­bli­ca­ti­on De­tail

Todas las publicaciones

Plan Na­cio­nal pa­ra la Ge­stión de Ban­cos de SAO/HFC en Co­lom­bia

03/2022 , Publicación - Inventories & Cooling Strategies :

La Unidad Técnica Ozono (UTO) del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia y el programa Proklima de la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH, han preparado este documento con el propósito de presentar el plan de acción estratégico para la gestión de los bancos de SAO en Colombia.

[Translate to Spanish:] The picture shows the cover of the publication (abre la imagen ampliada)

El aumento de las temperaturas, la urbanización y el crecimiento económico han llevado a una creciente demanda de sistemas de refrigeración y acondicionamiento de aire (RAC). La consecuencia es una acumulación de existencias de sustancias que agotan la capa de ozono (SAO) y de hidrofluorocarbonos (HFC) que son perjudiciales para el clima. Estas cantidades se conocen como los “bancos de SAO/HFC”, término que hace referencia a la cantidad total de sustancias controladas por el Protocolo de Montreal contenidas en equipos, en espumas y otros productos o envases, que aún no se han liberado a la atmósfera.

Desde estos bancos se liberan a la atmósfera, de manera continua e incontrolada, cantidades de estas SAO (CFC y HCFC) y HFC que afectan la capa de ozono y contribuyen al calentamiento global lo que pone en peligro nuestros medios de vida. Esto representa un desafío importante para Colombia, que debe plantearse las mejores estrategias que le permitan realizar una gestión ambientalmente racional de estos bancos e involucrar de manera activa y articulada a los diferentes actores. Es así como se formuló el Plan Nacional para la gestión de bancos de SAO/HFC, que en su primera fase se enfoca en los sectores de refrigeración y de acondicionamiento de aire, por ser los de mayor consumo de esas sustancias en el país.

En el documento se incluye el diagnóstico sobre la situación actual de la gestión de los bancos de SAO/HFC, así como el marco institucional, normativo y de política vigente en Colombia de cara a las sustancias químicas, los residuos peligrosos y los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Allí se plantea el Plan de Acción que define, acorde con seis líneas estratégicas, las acciones específicas que se emprenderán a 2030 para la gestión ambientalmente racional de los bancos de SAO/HFC, los responsables de su ejecución y los indicadores de seguimiento.